LA DIFERENCIA ENTRE LOS SISTEMAS DE VAPOR DE BAJA PRESIÓN Y DE ALTA PRESIÓN

Last updated on septiembre 26th, 2023 at 05:38 am

Los sistemas de vapor a presión son el sistema de calefacción estándar para diversas aplicaciones. Son muy utilizados por su fiabilidad y durabilidad y porque generan un calor limpio y sin suciedad.

Dicho esto, no todos los sistemas de presión de vapor se construyen igual. La mayoría de estos sistemas se dividen en dos categorías: sistemas de baja presión y de alta presión. Aunque ambos métodos generan calor de forma efectiva, ambos tienen diferencias funcionales. Eso también hace que cada tipo de sistema sea más adecuado para aplicaciones específicas en comparación con otros.

En este artículo se examinan las diferencias técnicas y funcionales entre los sistemas de baja y alta presión y por qué son importantes.

Valores de PSI del sistema de presión de vapor

La diferencia más evidente entre estos dos sistemas está implícita en sus nombres: sus ajustes de presión.

Los sistemas de vapor de baja presión no superan las 15 libras por pulgada cuadrada (psi). Por extensión, no calientan el agua a más de 250 ºF. Los sistemas de alta presión, en cambio, crean vapor por encima de 15 psi. No es infrecuente que los sistemas industriales de alta presión funcionen a niveles de cientos de psi. Eso puede significar que calientan el agua a temperaturas significativamente superiores a los 250 ºF.

Estas diferencias de presión (y temperatura) influyen en las aplicaciones de estos sistemas (más adelante se habla de ello). Estas diferencias también repercuten en la eficiencia global de estos sistemas.

Eficiencia energética de los sistemas de presión de vapor

Cada vez más empresas dan prioridad a los procesos de eficiencia energética y son más selectivas a la hora de instalar la maquinaria. Eso incluye la calefacción. Un sistema de presión de vapor será más o menos eficiente dependiendo de la categoría en la que se encuentre.

En general, un sistema de vapor de baja presión requiere menos energía para crear calor, ya que funciona a una presión y temperatura reducidas. Lo contrario también es cierto. Los sistemas de alta presión requieren más potencia para producir una excelente transferencia de energía.

Sin embargo, esto no hace que los sistemas de baja presión sean automáticamente superiores a los de alta presión. Las aplicaciones industriales específicas requieren sistemas de vapor de alta presión, ya que los de baja presión no pueden satisfacer la demanda de calor de estas operaciones.

¿TENGO UNA PREGUNTA?

En Wattco, contamos con un equipo dedicado de expertos listos para brindarle las respuestas y la asistencia que necesita. Si usted es un profesional experimentado que busca especificaciones técnicas o está en mantenimiento y consulta sobre nuestros productos, nuestro equipo de profesionales expertos está aquí para ayudarlo.

Diseño de trampas de vapor

Una trampa de vapor sirve para liberar el condensado, los gases no condensables (es decir, hidrógeno, nitrógeno) y el aire de un sistema de presión de vapor sin permitir que el vapor se escape. Por supuesto, el diseño de una trampa de vapor difiere en función del tipo de sistema de presión de vapor en el que se utilice.

Es más probable que los sistemas de baja presión contengan trampas de vapor termostáticas, ya que están diseñados para aire a baja temperatura. Los sistemas de alta presión suelen utilizar trampas de vapor de disco, ya que son compactos y están diseñados para altas temperaturas.

Aplicaciones de los sistemas de presión de vapor

La diferencia clave entre los sistemas de presión de vapor son sus aplicaciones. Debido a la energía que generan, cada categoría de sistema funcionará mejor para aplicaciones específicas que otras.

Los sistemas de vapor de baja presión proporcionan calor para el agua en hospitales, instalaciones universitarias, oficinas y condominios. Estos edificios requieren el calor justo para mantener a los ocupantes cómodos en cuanto a la temperatura del agua y del aire, por lo que los sistemas de baja presión son adecuados. Dicho esto, algunas instalaciones industriales a pequeña escala también pueden utilizar sistemas de baja presión.

A diferencia de los sistemas de baja presión, los de alta presión facilitan los edificios y procesos industriales de mediana a gran escala. Estas operaciones requieren grandes cantidades de energía, lo que exige un mayor rendimiento energético. Las industrias típicas que utilizan sistemas de vapor de alta presión incluyen el procesamiento de alimentos, la fabricación de bienes de consumo y la vulcanización del caucho.

Costos de los sistemas de presión de vapor

Los sistemas de vapor de baja presión utilizan menos energía para generar calor, lo que los hace más económicos (al menos para aplicaciones industriales de baja demanda). Además, su reducida demanda de energía hace que trabajen menos, lo que minimiza el desgaste de sus componentes. Esto se traduce en menores costos de funcionamiento y mantenimiento.

Los sistemas de alta presión suelen tener unos costos iniciales y de mantenimiento más elevados. Sin embargo, la rentabilidad es posible incluso cuando se utiliza un sistema de presión de vapor que funciona en el extremo superior.

Ventajas de los sistemas de alta presión Wattco: Calentador de inmersión en línea

Los sistemas de alta presión pueden beneficiarse del uso de un calentador de agua en línea. Esencialmente, un calentador de agua en línea es de inmersión cubierto por una cámara de recipiente metálica que es anticorrosiva. La finalidad de esta cámara es evitar la pérdida de calor. Esto es crucial porque la pérdida de calor hace que el proceso de calefacción sea ineficiente y aumenta los costos de energía.

Además, un calentador en línea transfiere el calor generado por la energía eléctrica al fluido de destino para que no se desperdicie energía. Eso hace que el mayor gasto energético de los sistemas de alta presión sea menos oneroso y más barato.

Nuestro calentador de agua en línea puede adaptarse a muchos procesos industriales, desde el calentamiento de sumideros de aceite hasta soluciones corrosivas.

Cómo nuestro calentador de agua en línea mejora sus procesos industriales

  • Distribuye el calor de forma más uniforme
  • Dispersa el calor limpio y sin suciedad
  • Reduce la pérdida de calor de los recipientes
  • Proporciona la máxima resistencia dieléctrica
  • Genera una mayor potencia en un haz de calefactores más pequeño

Nuestro calentador en línea es beneficioso para aplicaciones en las que los sistemas de alta presión son estándar, pero los costos de energía y funcionamiento son una preocupación.

Trabajo bajo presión

La elección del sistema de presión de vapor y del calentador adecuados es significativa para aplicaciones específicas como las mencionadas anteriormente. Sin embargo, algunas industrias o procesos pueden permitir cierta libertad de acción si el calentador y el sistema de vapor son los mejores. En estos casos, lo ideal es elegir un sistema que genere calor de forma eficaz para la tarea que se está realizando, por encima de todo.

Pero buscar opciones de eficiencia energética también es crucial. Wattco ofrece calentadores en línea y soluciones para sistemas de vapor a presión que generan calor de forma eficiente y rentable. El equilibrio adecuado entre costo y eficiencia ayudará a reducir los residuos y los gastos añadidos a sus procesos.

¿Está interesado en una solución rentable y de bajo consumo para su sistema de presión? Póngase en contacto con nosotros para una consulta y un presupuesto.

¿TENGO UNA PREGUNTA?

En Wattco, contamos con un equipo dedicado de expertos listos para brindarle las respuestas y la asistencia que necesita. Si usted es un profesional experimentado que busca especificaciones técnicas o está en mantenimiento y consulta sobre nuestros productos, nuestro equipo de profesionales expertos está aquí para ayudarlo.