¿Por Qué Se Usa Aceite Mineral En Los Calentadores Térmicos?

Los calentadores térmicos, también conocidos como calentadores de fluido térmico, usan un líquido térmico como agua, glicol, aceite mineral, líquidos sintéticos o aromáticos como fuente de transferencia de calor. El medio para transferir calor circula dentro de un sistema de circuito cerrado para suministrar calor al usuario final. En muchas aplicaciones, el aceite mineral se utiliza principalmente como medio para transferir calor.

Cuando se trata de seleccionar el mejor medio para transferir calor, se toman en cuenta muchos factores. Por ejemplo, si la aplicación requiere un rango de temperatura más alto de hasta 330 grados centígrados, un líquido sintético es preferible debido a su estabilidad térmica a altas temperaturas. Por otro lado, el aceite mineral experimenta aproximadamente seis veces la velocidad de degradación si se expone a temperaturas más altas.  En tales situaciones, se considera la vida útil del medio de transferencia, que está determinada por la estabilidad térmica del líquido. Sin embargo, la vida útil del medio no siempre se ve afectada por su estabilidad térmica; puede haber múltiples problemas operativos que también pueden influir en la misma. Frecuentemente, los problemas de hardware y mecánicos dictan el tiempo de permanencia del medio líquido en el sistema.

Cuando se consideran los aspectos mecánicos, los aceites minerales tienen una ventaja sobre los fluidos sintéticos y cuando los aceites minerales se utilizan como medio para transferir calor, se denominan «calentadores de aceite térmico». Algunas de las ventajas de usar aceites minerales son:

  • Los aceites minerales son económicos en comparación con los líquidos sintéticos, cuyo costo inicial es de dos a tres veces mayor que el costo inicial del aceite mineral. Hay una pérdida de fluido térmico durante el mantenimiento de un calentador térmico y cuesta mucho volver a colocar el fluido en el sistema. Incluso si el costo de reemplazar el fluido es mayor, el costo de reemplazar el aceite mineral es mucho menor que los costos asociados con el reemplazo de un fluido sintético.
  • Una vez que el aceite mineral se agota, se puede mezclar con combustible para usarse en calderas de aceite. Por lo tanto, el costo de desechar el aceite mineral es mucho más sencillo que el de los fluidos sintéticos.
  • Hay mucho menos olor asociado con los aceites minerales que con los líquidos sintéticos.
  • Si ocurre un derrame, no se requieren informe exhaustivos en comparación con los fluidos sintéticos.
  • Los aceites minerales son benignos en comparación con los líquidos sintéticos.
  • Algunos fluidos sintéticos requieren presiones atmosféricas más altas para alcanzar temperaturas más altas, mientras que los aceites minerales pueden alcanzar una temperatura de hasta 300 grados centígrados sin la necesidad de aumentar la presión.
  • Los sistemas de aceite térmico requieren poco mantenimiento en comparación con los calentadores térmicos que utilizan fluidos sintéticos.
  • Es fácil determinar el nivel de impurezas presentes en el aceite mineral observando su color. El color básicamente muestra el tipo de moléculas contenidas dentro del aceite. El aceite con la menor cantidad de impurezas será blanco como el agua.

El aceite mineral se favorece en ciertos calentadores de fluidos térmicos debido a su capacidad para absorber grandes cantidades de calor sin cambiar de estado.